Elegí teleco porque quería trastear y crear cosas útiles con ordenadores. Eso era el verano de 1997 y tenía 17 años. Durante mucho tiempo, lo he visto con mucho sentido, me encantaba investigar y resolver retos. Formarme a la par que Internet evolucionaba fue muy motivador.

En Telefónica I+D disfruté de mi primer sueldo, de unos compañeros motivados y de una experiencia fabulosa de vivir solo en Barcelona y buscarme la vida, encontrarme conmigo mismo y mis criterios. Esta etapa fue fundamental para mí.

Cuando llegué a Madrid en 2007 con Correos, pensaba que podría hacer una gran carrera en una empresa grande y con posibilidades. Podía haberme jubilado allí. Sin embargo, cuando me creé mis primeros programitas para ser más eficiente en mi trabajo y no tener que pasarme horas copiando y pegando numeritos en informes, creía que iba por buen camino allí, pero no fue así: “José, para hacer esto en esta empresa hay que preguntar antes, porque tenemos que justificar nuestro puesto de trabajo, no hay por qué ser más eficientes”. Y el que me conozca ya sabe que calentar una silla no es lo mío.

Leer más

113